Invertir con garantías reales es posible a través de Fiduciaria Reservas
Boletines 2/28/2014
A través de la nueva Fiduciaria Reservas, el cliente obtiene amplias garantías de solución confiable y efectiva. Con nosotros se efectúan transacciones de adquisición y enajenación de valores en desarrollo de acuerdos, amparados en la solvencia y la credibilidad del Grupo Reservas.
El concepto de fiduciaria surge con el compromiso de realizar un mejor esfuerzo para conseguir el objetivo señalado por el cliente, administrando los bienes recibidos para tal propósito.
Considerado un híbrido entre la banca tradicional y la banca de inversión, en los países desarrollados ha alcanzado gran auge, aunque en Latinoamérica se inició en las últimas décadas.
En nuestro país ha sido instituido recientemente, de acuerdo a la Ley no. 189-11 para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso, por lo que son los inmuebles, precisamente, el principal campo de aplicación.
El fidecomiso es un contrato o convenio en el que una o más personas llamadas fideicomitentes transfieren bienes, cantidades de dinero o derechos de su propiedad, presentes o futuros,  a otra persona física o jurídica llamada fiduciaria.
 
Esta, a su vez, administra o invierte los bienes en beneficio propio o en beneficio de un tercero llamado beneficiario, supeditado al cumplimiento de un plazo o condición al fiduciante, al beneficiario o a otra persona llamada fideicomisario.
Los bienes afectados por el fideicomiso no corren el riesgo comercial del fiduciante (el que transmite la propiedad de los bienes) ni del fiduciario (el propietario de los bienes fideicomitidos) luego del vencimiento del plazo del contrato, puesto que el patrimonio del cual es objeto el fideicomiso no puede ser perseguido por sus acreedores, ni afectado por la quiebra de ambos o de algunos de ellos.
En el fideicomiso intervienen:
EL FIDEICOMITENTE: Es el cliente de la Fiduciaria, que requiere la prestación de sus servicios y el que, a través de un contrato de Fiducia Mercantil, Fiducia Pública o Encargo Fiduciario, transfiere o entrega a EL FIDUCIARIO uno o varios bienes, o encarga la realización de alguna actividad, para cumplir un propósito determinado en el contrato.
LA FIDUCIARIA: Es la entidad de servicios financieros a la que se le confía la administración y gestión, de acuerdo con las instrucciones del fideicomitente y las normas vigentes.
BENEFICIARIO DEL FIDEICOMISO: Es la persona natural o jurídica que percibe algún beneficio derivado de la ejecución del negocio.